[Informe] Amplio apoyo al movimiento social en Chile a 2 meses de iniciada la revuelta, según estudio

Un informe que cuenta con el respaldo de la U. de Chile muestra un apoyo masivo de la población a las protestas, comprensión ante ciertos niveles de violencia popular y repudio a las instituciones del Estado.

A dos meses de desatado el conflicto social el 18 de octubre pasado, éste mantiene una vigencia sorprendente y prometedora para quienes buscan generar cambios de raíz en el país transandino.

El estudio completo denominado “Termómetro Social 2” fue publicado el 14 de diciembre. Se trata de una amplia encuesta realizada con apoyo de la Universidad de Chile y la Facultad de Economía y Negocios de esa universidad.


Allí se grafica que un 76,9% de la población se manifiesta de acuerdo con las movilizaciones permanentes, mientras sólo un 12,4% está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. El apoyo a las protestas no decae a dos meses de iniciado el conflicto: un 64,9% de la población está de acuerdo con que continúen las movilizaciones, contrastando con el 28,4% que está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. Las cifras de adhesión social a la revuelta son inéditas en Chile, pero también para cualquier otro país de la región, incluso los que han atravesado situaciones conflictivas recientes.


A la vez, solo un 3,5% de los encuestados creen que la movilización social mermará en el próximo mes.  Un 65% cree que el estado de movilización actual se mantendrá entre 4 meses y más de un año, y una cantidad importante, el 6,5%, cree que la sociedad chilena se mantendrá movilizada “para siempre”.


Al consultar por las principales demandas, Pensiones (Jubilaciones) resulta la más importante para la población, seguida de Salud y Pobreza.



El estudio también consultó sobre el ”Acuerdo Por la Paz Social y la Nueva Constitución”, pacto firmado por un amplio espectro de los partidos políticos (incluyendo representantes parlamentarios de izquierda) donde un 42,5% se mostró disconforme con la firma de dicho acuerdo, frente a un 30,2% que está conforme. No obstante, 9 de cada 10 encuestados (89,9%) dice que votará en el plebiscito de abril de 2020 y el 85,5% afirma que votará a favor de una Nueva Constitución. Sin embargo, al desagregar a los encuestados por posición política, el grupo de derecha rechaza con un 30,3% una nueva Constitución.


Resultan notorios a la vez los índices de aprobación sobre ampliación de derechos que debería contemplar la nueva Constitución: el 80,7% señala estar de acuerdo con que se garantice un mínimo de cupos para los pueblos originarios y un 74,5% está de acuerdo con incorporar cuotas de género, de hecho, el 76,2% aprueba que la mitad de los cupos sean para mujeres. Aunque solo el 31,5% está de acuerdo con incluir a personas de entre 14 y 17 años.

Comprensión de la violencia popular y repudio al uso de la fuerza del Estado

Respecto a la percepción de violencia de los manifestantes, 7 de cada 10 encuestados (71,8%) concuerda con que la violencia es una reacción a la frustración y el descontento, siendo las mujeres quienes apoyan más esta idea, mientras que entre los 18 y 35 años esta afirmación alcanza el 85% de justificación. A la vez, por otra parte, un 69,5% está de acuerdo o muy de acuerdo con la idea de que aprovechan la ocasión para cometer delitos.


Sobre el uso de la fuerza por parte del Estado, un 90,6% de las de las personas nunca o pocas veces justifica que FF.EE y Carabineros lancen bombas lacrimógenas y/o gas pimientas para dispersar marchas pacíficas y un 96,6% está en contra del uso de balines y/o perdigones para dispersar marchas pacíficas. Por su parte, un 78,3% de las personas entrevistadas cree que actualmente en Chile se violan sistemáticamente los DD.HH. de los ciudadanos, en especial por Carabineros y FFEE (64,8%) y Gob. (66,4%).



Amplio rechazo a las instituciones

El estudio también evaluó la confianza en las instituciones. El presidente, los ministros, parlamentarios, los partidos políticos, los empresarios y las instituciones religiosas son evaluados con los peores índices de confianza, con resultados alrededor de 2.


En el extremo de mayor credibilidad se encuentran los Bomberos y Voluntarios del área de la salud en las calles (ambos colaboraron activamente con la población movilizada): son los mejor evaluados con 9,2 y 8,1, respectivamente (nota de 1 a 10), cuyo apoyo es transversal en todos los segmentos etarios, sexo y posición política.

Por su parte, las Organizaciones sociales son las entidades más representativas a la hora de depositar la confianza para mediar con el gobierno. Entre las menos confiables: las Universidades Privadas (el acceso a la educación pública y el rechazo al modelo educativo neoliberal es uno de los reclamos sostenidos de la última década) y los Medios de comunicación.


Las Organizaciones sociales vuelven a ser las más mencionadas cuando se pregunta por quiénes son los actores que más capaces son de reaccionar ante las demandas del movimiento social:



El informe completo “Termómetro Social 2” en PDF puede descargarse aquí 👉 bit.ly/Chile-Dic-2019

 

VOLVER ARRIBA