Revocatoria a Peñalosa: Una marcha de gigantes

Ayer 2 de mayo, el comité Unidos Revocamos a Peñalosa radicó ante la Registraduría Distrital 700.198 apoyos, respaldados por las firmas de los ciudadanos, que demuestran la “insatisfacción general de la ciudadanía” con la administración del alcalde de Bogotá, motivación suficiente para desarrollar el proceso de revocatoria según las leyes 134 y 1757 que regulan los mecanismos de participación consagrados en la Constitución de 1991.

De los miedos y la cotidianidad urbana ¿Una historia muy común?

Por Daniel Mendez*. Toda la rutina comienza a las 4:30 de la mañana, cuando Juan debe levantarse para el trabajo, tomar una improvisada ducha con agua y balde, beber el café que su compañera ha preparado, y salir inmediatamente a tomar uno de los nodos de transporte público que lo llevará al edificio de ingenieros donde trabaja como vigilante, al otro extremo de la ciudad. Juan se encuentra preocupado, no sólo por las últimas noticias de atracos a mano armada o por las riñas entre bandas que ocurren día a día a pocas cuadras de su barrio y que los noticieros no paran de mostrar en su habitual batalla sensacionalista. Lo que hoy tiene intranquilo a Juan es que en cuestión de días termina su contrato que había logrado hace un año por prestación de servicios y pese a los horarios de 12 horas, los malos tratos que recibe por parte de sus jefes y el bajo sueldo; al menos puede asegurar un plato de comida una vez al día para él y el resto de su familia.

La Educación en Colombia, una olla a presión. ¿A quién le paga "ser pilo"?

La educación en Colombia no deja de ser un tema coyuntural que cada cuatro años se constata en una profunda debacle, o dicho de otro modo, en cada cambio de gobierno-presidencial se generan nuevas políticas, pañitos de agua tibia, para intentar aplacar una grave crisis donde converge un gran sector de la sociedad. Cada que esta “olla a presión” estalla, el tema se vuelve central, se genera un gran escozor dentro de la población universitaria y gubernamental, pero no se llega al trasfondo del problema.

VOLVER ARRIBA